Contactanos

Destacados

Entrevista con el Ministro de Salud de Taiwán, doctor Shih-chung Chen: #LetTaiwanHelp

Publicado

en

Taiwán, una isla cosmopolita, con casi 24 millones de habitantes y, sin vacunas ni encierros, tiene registrado hasta la fecha, sólo 12 muertes por Covid-19. ¿Por qué es que a un país modélico como Taiwán no se lo menciona como ejemplo a seguir? ¿Por qué la OMS ignora al país con los mejores resultados en esta pandemia?

Taiwán es aliado del Paraguay, pero al parecer en Paraguay fallamos con la estrategia. Es como si tuviéramos como amigo al mejor asador del país que quiere colaborar con nuestro asado y como contribución le pedimos que traiga una ensalada. La gran riqueza que Taiwán tiene para ofrecer al mundo es su experiencia positiva en la lucha contra el Covid-19.

Paraguay, en lugar de estar pidiendo vacunas y dinero, debería pedir que venga un grupo de técnicos taiwaneses para diagnosticar nuestra situación y proponer estrategias viables y ajustables a nuestra realidad. Quizás así se recupere también la confianza del pueblo, que tanta falta hace en esta crisis. Paraguay necesita de “ayuda estratégica”.

El éxito de Taiwán no se debe a un “milagro”, ni tampoco al hecho de ser una isla, ya que si esa fuera la lógica a otras islas como Gran Bretaña les iría también fenomenal. De hecho, Paraguay podría considerarse incluso más insular ya que tiene mucho menos contacto internacional. Tampoco se debe su éxito a que son algún tipo de “raza” superior, ni su cultura disciplinada (de lo contrario, otros más disciplinados estarían incluso mejor).

El éxito de Taiwán puede resumirse en la buena gestión de su gobierno, con lo cual se han ganado la confianza de su pueblo para enfrentar esta crisis. Esta buena gestión es algo que puede ser emulado en otros países y por ello, he decidido que sería más que oportuno escuchar de la fuente misma y de ahí surge esta entrevista con el Dr. Shih-chung Chen, Ministro de Salud y Bienestar de la República China (Taiwán)

¿A qué se debe el éxito de Taiwán ante la Pandemia?

Ante la pandemia mundial de COVID-19, el control efectivo en Taiwán dependió de la actitud de “prudencia”, “respuesta rápida” y “medidas preventivas” para su lucha. Según la experiencia en la epidemia de SARS del 2003, establecimos inmediatamente el “Centro de Comando Central de Epidemias” para la programación y coordinación de recursos e insumos, la investigación interinstitucional, la implementación puntual y meticulosa de todas las medidas de prevención; se hizo un buen uso de la tecnología inteligente para el análisis y control de datos masivos; se publicó en tiempo real la información oficial, a fin de eliminar temores, rumores y noticias falsas; también se logró consenso con el pueblo en cooperar plenamente con las medidas de prevención para lograr los tres objetivos siguientes: (1) Reducir la velocidad de propagación: evitar un rápido aumento de los casos en un corto período que afecte el sistema de salud y la vida diaria del pueblo. Una vez que se encuentra un caso, aislar también a sus contactos cercanos para reducir el riesgo de transmisión; (2) asegurar el número suficiente del personal de blanco para mantener el funcionamiento del sistema de salud: evitar la propagación en los hospitales, y tomar inmediatamente medidas de intervención para controlar el alcance y el número de personas afectadas por una aglomeración; (3) reducir el número de casos en UTIs y fallecidos: clasificar la gravedad de los pacientes, ajustar el orden de la atención médica y asignar recursos para utilizar en el cuidado de pacientes en los UTIs.

Podría comentarnos por qué la OMS se negó a considerar los métodos de Taiwán y en qué falló este organismo

Taiwán no es miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mi país se ha esforzado por participar significativamente en la OMS durante mucho tiempo. Lamentablemente, la OMS ha cedido a los intereses políticos de algunos miembros. Como resultado, las solicitudes de mi país para participar en la OMS como en las reuniones, los mecanismos y las actividades relacionadas a lo largo de los años han sido rechazadas, debido a la interferencia política. Todo esto hace que sea extremadamente difícil para Taiwán y la comunidad internacional mantener conjuntamente la salud mundial. Como organización médica y sanitaria internacional profesional, la OMS debe servir a la salud y el bienestar de toda la humanidad de acuerdo con el propósito de su estatuto, y no debe hacerse diferencias por la raza, religión, creencias políticas, condiciones económicas o sociales. Este valor universal de los derechos humanos a la salud está claramente consagrado en la Constitución de la OMS, y es la base para que la OMS nos invite a participar en la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) y nuestra participación equitativa en diversas reuniones, mecanismos y actividades de la OMS.

¿Cree que China Comunista y la OMS deben asumir cierta responsabilidad por esta pandemia?

Para mantener la seguridad sanitaria mundial se requiere urgentemente de los esfuerzos conjuntos de toda la humanidad para garantizar una mejor respuesta posible ante las amenazas y desafíos de la salud pública. Aunque Taiwán no sea miembro de la OMS, aún asume su responsabilidad como un ciudadano global, cumple con el Reglamento Sanitario Internacional de 2005 (RSI 2005) e informa activamente a la OMS de los casos confirmados de COVID-19. Al mismo tiempo, comparte e intercambia activamente los números de casos confirmados de COVID-19 con países de todo el mundo y los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea, así también el historial de viajes de personas que estuvieron con casos confirmados, las medidas de control fronterizo y otras informaciones, y ofrece la secuencia genética viral en la “Iniciativa Global para Compartir Todos los Datos sobre la Influenza” (GISAID, por sus siglas en inglés), de manera que los países puedan consultar y responder conjuntamente contra la amenaza de esta pandemia; y garanticen que la seguridad sanitaria mundial no tenga puntos fatales por la falta de transparencia.

La pandemia ha hecho que los países del mundo comprendan la naturaleza cerrada y poco transparente de China, y también descubran el daño que ha traído a la comunidad internacional. Cuando la sociedad internacional mayoritaria tenga tal conciencia, la atmósfera mundial comenzará a cambiar. En los últimos años, la comunidad internacional se ha vuelto cada vez más consciente de los problemas en la participación internacional de Taiwán. El llamamiento de dejar a Taiwán participar en las actividades relacionadas con la OMS y la AMS ha tenido un apoyo cada vez más diversificado. Por ejemplo: a finales de abril aparece en redes sociales una campaña denominada “#LetTaiwanHelp”, ésta fue una iniciativa del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Federal de los EE. UU., la cual ha tenido una amplia atención de la comunidad internacional y una respuesta de distintos ámbitos de la sociedad. Del 27 al 29 de abril del año en curso, esta iniciativa tuvo una respuesta calurosa en más de 50 países y en más de 250 líderes de congresos, parlamentarios, organizaciones parlamentarias transnacionales, altos funcionarios de estado y otros amigos internacionales. El apoyo en conjunto de la comunidad internacional para la participación activa de Taiwán en la 74.a Asamblea Mundial de la Salud (AMS) en este año (2021) continúa aumentando. En Twitter, Facebook y otras plataformas, nuestros amigos internacionales han afirmado unánimemente la eficacia de Taiwán en la lucha contra el COVID-19, enfatizaron la unidad global para combatir la epidemia, han resaltado la importancia y la necesidad de incluir a Taiwán en el sistema mundial de salud pública, e insistieron que Taiwán debe participar en la AMS como observador para compartir la experiencia exitosa de Taiwán contra la pandemia ante la comunidad internacional y que Taiwán pueda ofrecer lo mejor de sí. Taiwán es un país que se alegra en ayudar, deseo también que las contribuciones de Taiwán puedan ser reconocidas por el mundo entero.

¿Cree usted que ese mismo modelo puede ser replicado en otros países? ¿Cuáles serían los obstáculos?

Las condiciones nacionales y poblacionales de los países son muy diferentes. Las políticas contra la pandemia se deben adaptar al momento y al lugar. Sin embargo, la rápida acción, la toma puntual de decisiones, la ejecución de acciones, la asignación racional de recursos y la transparencia de la información son las acciones claves que mi país ha aprendido de experiencias contra sucesivas epidemias.

Podría comentarnos un poco sobre las dos vacunas que están desarrollando en Taiwán, ¿en qué se asemejan y en qué se diferencian de las demás vacunas del mercado.

Se está desarrollando cuatro tipos principales de vacunas contra COVID-19 en Taiwán, tres de las cuales son vacunas de antígenos recombinantes y una es vacuna de ADN. En la actualidad, los dos laboratorios de vacunas, Medigen Vaccine Biologics Corporation y United Biomedical Inc., han entrado en la segunda fase de ensayos clínicos. Ambos adoptaron la tecnología “vacuna de subunidad de proteínas recombinantes”, que es diferente a las principales vacunas que han sido aprobadas para su uso en el mundo, como las vacunas mRNA (ModernaPfizer) o las vacunas de vectores de adenovirus (AZJ&J). La tecnología de la vacuna de subunidad de proteínas es madura y no hay dudas en cuanto a la seguridad. El almacenamiento solo debe ser de 2 a 8 ℃, y no se requiere un almacenamiento y transporte especiales a temperaturas ultrabajas. Pero debido a la lenta conformación del banco de células en el proceso de producción, es necesario establecer un nuevo método de purificación para cada vacuna y el tiempo de preparación es relativamente largo. La vacuna contra la hepatitis B y las vacunas contra el cáncer de cuello uterino que se utilizan en el mercado, ambas son vacunas de antígenos recombinantes. El cuerpo humano tiene una larga experiencia en el uso y la seguridad de las vacunas de antígenos recombinantes es relativamente alta. Sin embargo, debido al largo tiempo de preparación, no existe una vacuna contra el COVID-19 de esta gama que haya sido aprobada para su uso, hay una vacuna similar que es la vacuna Novavax de EEUU.

NVXCoV2373 se encuentra en la etapa avanzada de ensayos, también ha anunciado los resultados de los ensayos clínicos de fase III realizados en el Reino Unido. La vacuna de subunidad desarrollada por la compañía farmacéutica Sanofi tiene previsto iniciar los ensayos clínicos de fase III en el segundo trimestre de 2021.

Además, la vacuna de ADN que está siendo desarrollada por el Instituto Nacional de Investigaciones de la Salud es una nueva generación en tecnología de vacunas de ácido nucleico, que tiene las ventajas de una producción rápida, una fuerte inmunidad antiviral y un fácil acceso a la propiedad intelectual. El experimento que fue aplicado a un ejemplar de hámster, cuyo peso y las actividades físicas no fueron afectadas por la inmunización. Significa que puede inhibir eficazmente la replicación del nuevo coronavirus, la cantidad de virus pulmonar se redujo al 1% del original, lo que demuestra que la vacuna produjo un efecto protector muy bueno.

* Breve presentación a 2 vacunas taiwanesas que han pasado a la fase clínica II:

Medigen Vaccine Biologics Corporation: La vacuna Medigen contra el nuevo coronavirus (MVC-COV1901: S2P / CpG), que utiliza la proteína de prefusión S2P autorizada por el Instituto Nacional de Salud (NIH) como antígeno en la vacuna, fue fabricada mediante cultivo de células CHO in vitro, y se combinó con el coadyuvante CpG 1018 de la compañía Dynavax de los Estados Unidos.

United Biomedical Inc.: La vacuna UB-612 expresa el antígeno de la proteína de fusión S (S1-RBD-sFc) en células CHO, diseñada para la unión de SARS-CoV-2 a S1 RBD de la parte Fc de cadena simple en IgG1 humana, y se le agrega los péptidos determinantes antigénicos CTL y Th.

Si el gobierno de Paraguay solicita ayuda, ¿cree usted que Taiwán podría enviar especialistas para evaluar la situación y proponer algunas medidas para solucionar la crisis sanitaria?

Paraguay es un país amigo en América del Sur y los dos países mantienen una entrañable amistad. Nuestro país y el Paraguay han tenido una estrecha cooperación en el campo de la salud pública durante mucho tiempo. Los proyectos de cooperación bilateral de salud pública actuales como el “Proyecto de mejora de la Eficiencia en la Gestión de la Informática en Salud” (HIS) y el “Plan de mejora de la calidad de la atención en las instituciones médicas del Ministerio de Salud y Bienestar Social” ayudan a mejorar la eficiencia en la gestión de información médica en Paraguay, reducen el tiempo de espera de los pacientes y, por lo tanto, mejoran la calidad de la atención médica en Paraguay. Desde su implementación, ha ganado el reconocimiento en todos los ámbitos del gobierno paraguayo.

Desde el brote de la pandemia por la neumonía de Wuhan (COVID-19) en el 2020, el mundo entero se ha enfrentado a desafíos pandémicos. Además de manejar y controlar la situación en el país, nuestro gobierno también ha ayudado activamente a Paraguay en la prevención de muchas maneras, se puede citar:

(1) Donación de material médico y de prevención pandémica: monitores fisiológicos, camas hospitalarias eléctricas, mascarillas, termómetros frontales, respiradores, equipo protector, batas de aislación, analizadores automáticos de ácidos nucleicos y reactivos de prueba, etc.

(2) Realización de una videoconferencia sobre prevención de pandemia: después del brote de la pandemia en marzo de 2020, el Hospital General Cathay de nuestro país mantuvo una videoconferencia con el Ministerio de Salud y Bienestar de Paraguay y la Dirección de Control de Enfermedades para compartir la experiencia de prevención de pandemia y ayudar al personal médico paraguayo en primera instancia a poseer conocimientos para controlar eficazmente la pandemia.

(3) Ayudar a Paraguay en la compra de vacunas: Nuestro gobierno a través de diferentes medios ayudó a Paraguay a negociar y obtener vacunas por su propio canal. Recientemente, los laboratorios y desarrolladores de vacunas de nuestro país se mostraron a favor de hacer ensayos clínicos de las vacunas en seres humanos con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción de Paraguay.

La pandemia del COVID-19 es un desafío global y compartido, también es un tema que todos los países se enfrentan con cautela. Nuestro país está dispuesto a continuar compartiendo dentro de su capacidad, la experiencia de nuestro país en la lucha contra la pandemia con el gobierno y el pueblo de Paraguay; nuestro gobierno también continuará defendiendo el espíritu de ayudarse por estar en el mismo barco y uniendo las fuerzas de países con los conceptos similares para ayudar al Paraguay en la lucha contra la pandemia y así promover el desarrollo sostenible del país.

¿Qué consejos, en cuanto a salud, tiene para el gobierno de Paraguay y para los paraguayos?

Las diferentes condiciones y culturas hacen que sea difícil brindar una sugerencia precisa al Paraguay, pero puedo proporcionar al gobierno y al pueblo paraguayo una referencia del “modelo de Taiwán” en el que no solo el gobierno, sino todo el pueblo de Taiwán, en respuesta contra la amenaza de la pandemia de COVID-19, trabajaron juntos.

Gracias a un sistema médico íntegro, estrategias rigurosas de prueba, transparencia de la información, y la cooperación entre los sectores público y privado, Taiwán es uno de los países más exitosos del mundo en la respuesta contra la pandemia. Esta vez, el gobierno de Taiwán defiende los cuatro principios de:1) prudencia para enfrentar la pandemia, 2) respuesta rápida de contingencia, 3) preparación a priori, 4) la transparencia. Opera a través de un sistema de comando profesional con rigurosas medidas de control fronterizo, producción y distribución adecuadas de insumos contra la pandemia, una atención y control de igual énfasis a las personas en cuarentena domiciliaria, un uso adecuado de los sistemas de información tecnológica, la transparencia de la información, la detección precisa y la investigación de contagios, etc., y se ha invertido una gran cantidad de recursos en la investigación y el desarrollo rápido en la producción de tratamientos biomédicos o herramientas relacionadas. Actualmente hay dos ensayos en segunda fase en cuanto a la vacuna contra el COVID-19. Además, nuestro país también ha participado en el mecanismo COVAX liderado por la Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés), la Coalición para la Innovación y Preparación para las Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) y la OMS para garantizar que el pueblo pueda acceder a suficientes vacunas.

Además, la confianza del pueblo en el gobierno y un alto grado de cooperación son otros factores importantes en el éxito de Taiwán en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Para implementar reglas en materia de control de enfermedades, el gobierno aplica respuestas razonables, procura pérdidas mínimas y efectúa avances graduales, respeta los derechos del pueblo al igual que mantiene la privacidad y la libertad personal. También se adhiere a la equidad, brinda protección prioritaria a grupos vulnerables (incluidos los trabajadores migrantes) y toma la iniciativa de responder a las expectativas de la gente. Taiwán hace hincapié en el derecho a la salud y la protección durante la pandemia de COVID-19 y se opone firmemente a la violación de los derechos de los ciudadanos. Durante este tiempo nunca ha restringido la libertad de expresión, reunión y participación del pueblo en actividades públicas. Por lo tanto, el pueblo tiene un alto grado de confianza en el gobierno y coopera plenamente con las medidas sanitarias pertinentes, como el uso de tapabocas, el distanciamiento social, etc. Hasta el 4 de mayo de 2021, solo hubo un total de 1.153 casos confirmados y 12 defunciones. La mayoría de las personas pueden tener una vida normal, el PIB 2020 de Taiwán creció un 3,11 % y solo en el cuarto trimestre creció un 4,94 %, de ahí lleva un marcado contraste con la recesión económica mundial.

Alan Redick – El Nacional

Autor

Continuar leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2021 Informatepy.com

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: