Contactanos

Mundo

Los daños colaterales de los comunicados americanos

Publicado

en

Mucho se habla de los comunicados del Embajador Marc Ostfield en las últimas semanas, donde califica a políticos y funcionarios como significativamente corruptos, y no es para menos. Y digo no es para menos el hecho que se hable mucho, porque a los efectos prácticos, solo les anularon las VISAS de ingreso a los Estados Unidos.

Hasta hoy (o hasta ayer), estos comunicados afectaron a políticos de la Asociación Nacional Republicana (ANR) en función de gobierno o no, pero todos pertenecían al mismo sector; algo que puso “contentos” a ciudadanos y a miembros de la oposición pero… sepan guardar prudente silencio por que aún no termina.

Las malas lenguas comentan que seguirán los comunicados de inclusión de paraguayos a la famosa Lista Engels (una legislación creada en 2019 por el excongresista demócrata de Nueva York, Eliot Engel), aunque en la próxima, prevista para dentro de 20 días aproximadamente, se incluirá a miembros del Legislativo, del Poder Judicial y algunos empresarios con intereses en las zonas de frontera y otros empresarios de medios, de modo que deben seguir atentos las futuras invitaciones de la embajada.

Pero vamos a lo que nos trajo hasta acá, los daños colaterales; y no, no me refiero a la renuncia de Hugo Velázquez a la vicepresidencia y a su precandidatura presidencial, me refiero a la economía. Sí, es la economía, estúpido.

Habiendo coincidido en un improvisado coctel, por llamarlo de una manera delicada, con algunos encumbrados empresarios locales, los consulté respecto de cómo habían tomado este escándalo y la respuesta fue casi unánime, me permito parafrasear: “es una mierda lo que está pasando”, dijeron no sin antes aclarar que ven con buenos ojos las designaciones, pero lo que molestaba es que fuera a “cuentagotas”.

Según la visión empresaria, los comunicados deberían hacerlos de una sola vez, generar el terremoto y permitir que las cosas se acomoden rápidamente, no generar la incertidumbre que perciben ahora mismo, donde nadie sabe “ni cuando, ni quien”.

Otros, además de coincidir con esta visión agregaron que sería bueno, y necesario, que las cámaras empresariales (CNCSP – UIP – CAPECO – Etc.) se pusieran de acuerdo y pidieran reunirse con Marc Ostfield para que haga lo que tenga que hacer, pero que lo haga ya, porque la incertidumbre nunca es buena para la economía.

La inestabilidad política generada con los comunicados provocaron una incertidumbre que hizo que algunos empresarios fuesen más “conservadores” al momento de realizar inversiones, compras, etc. Algo que, finalmente, enfriará (aún más) la economía local generando retroceso comercial y, como el hilo siempre se corta por lo más delgado, pérdida de empleo.

Continuar leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © 2021 Informatepy.com

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: