viernes, 02 junio, 2023

Payo y la dictadura de las masas

Mas Deportes

Guillermo Melgarejo
Guillermo Melgarejo
Abogado, Docente Universitario, Investigar Jurídico.

Luego de las elecciones presidenciales del pasado 30 de abril,  ha ocurrido en la capital del país algunas movilizaciones de parte de gente que simpatiza con el ex presidenciable Paraguayo Cubas, denunciando el fraude electoral, que por supuesto no han evidenciado ninguna prueba sobre tales hechos, pudimos ver al ex candidato salir en medios televisivos alentando a las movilizaciones, hasta incluso pidiendo morir por la causa si fuere necesario, hecho que todo aquel que vio las noticas pudo escuchar de la propia boca de Paraguayo Cubas.

Titule este articulo como el nombre más arriba, porque este fenómeno se viene acrecentando, ya que los simpatizantes de Payo Cubas, quieren imponer a la gente que se adhieran a su lucha, lucha que no todos aplauden, y a modo de ejemplo podemos citar la cancelación de cuentas de periodistas o de “influencers” en las redes sociales, como por ejemplo el del influencers Juan Ríos, más conocido como LATA PARARÃ, por no da un pronunciamiento sobre las manifestaciones que ocurrieron por el supuesto fraude electoral. Es increíble la cultura de cancelación que sufren las personas que no comparten los ideales de estos manifestantes, y abre una conducta peligrosa para la sociedad en sí misma, que es la dictadura las masas o de la mayoría.

La dictadura de la mayoría es un concepto que hace referencia a la imposición de la voluntad de la mayoría sobre la minoría, ignorando las necesidades y opiniones de ésta última. Se trata de una situación en la que una mayoría, que posee la capacidad de decisión, impone sus criterios y decisiones sin tener en cuenta la opinión y los intereses de una minoría que no puede oponerse, en caso de los manifestantes, que son minoría, buscan que las personas comulguen con sus ideas y si no es así, son cancelados.

Este concepto se suele usar en el ámbito político y social para denunciar situaciones en las que la democracia se convierte en una forma de opresión, en lugar de ser una herramienta de defensa de las libertades y los derechos de todas las personas. La dictadura de la mayoría puede manifestarse de distintas formas, desde la imposición de criterios culturales, políticos o religiosos hasta la negación de derechos fundamentales de una minoría, como por ejemplo la del libre tránsito de las personas como es lo que ocurrió por varios días en una de las principales avenidas de la capital.

Es importante tener en cuenta que la democracia no debe limitarse a la mayoría, sino que debe ser un sistema que garantice la protección de los derechos y las libertades de todas las personas, independientemente de su género, raza, religión u orientación sexual o ideología política.

Vivimos en una sociedad cada vez más guiada por la tecnología y las redes sociales. La democratización de las nuevas tecnologías ha permitido el acceso a la información de manera más rápida y fácil. Sin embargo, esta accesibilidad a la información no siempre abre la mente a nuevas perspectivas. Al contrario, muchas veces se producen efectos de polarización y simplificación que llevan a la formación de opiniones extremas, como expuse en el caso de la caída de la cuenta del influencers antes mencionado.

La dictadura de las masas puede convertirse en una amenaza para la democracia. Al no existir un filtro de las opiniones, las verdades se diluyen en un mar de mensajes. Además, se produce una falta de responsabilidad individual en la toma de decisiones. Cuando la mayoría no está dispuesta a asumir sus responsabilidades, la democracia se convierte en una dictadura de la opinión de las masas, en donde esta masa de manifestantes muchas veces ni siquiera saben para que están ahí, guiados por un discurso de una figura como la de Payo cubas.

La dictadura de las masas se sostiene en el pensamiento de “pienso esto porque todos lo piensan”, lo que se traduce en una falta de pensamiento crítico. La sociedad necesita de ciudadanos críticos que sepan analizar y evaluar las diferentes perspectivas para tomar decisiones de manera fundamentada. En nuestra sociedad actual, las decisiones políticas son una prueba clarísima de esta dictadura de las masas. La política es manipulada por los medios de comunicación, publicidad y redes sociales para que el anunciante se beneficie de la imagen que la sociedad tiene de él. En este sentido, se produce una homogeneización de la sociedad.

El reto de la democracia es conseguir equilibrar la opinión de la mayoría con el respeto a las minorías. La sociedad debe buscar un equilibrio entre el derecho a la libre expresión y el derecho a la protección de las minorías. Sólo mediante un pensamiento crítico y la educación podremos proteger la democracia y evitar que la dictadura de las masas se establezca como una forma de gobierno.

En conclusión, la dictadura de la mayoría o de las masas es un peligro para la democracia, ya que puede suponer un retroceso en la protección de los derechos y las libertades individuales. Es necesario luchar contra cualquier forma de discriminación y garantizar que todas las personas tengan el mismo trato y las mismas oportunidades y no imponer discursos que solo hacen que los ciudadanos se dividan.

Autor

- Advertisement -spot_img

Te interesaria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimos Articulos

A %d blogueros les gusta esto: