martes, 28 mayo, 2024

Walpurgis Nacht de Paraguayo Cubas

Mas Deportes

Algo extraño se sentía en el aire en las noches del 30 de abril y el 1 de mayo de 2023, pero no precisamente en lo referente a cuestiones electorales en el Paraguay, pues a ninguna persona medianamente razonable se le habría ocurrido que la ANR no iba a ganar por paliza.

La cosa estaba en que todo el mundo, hasta ese entonces, aceptó pacíficamente los resultados declarados por el TREP, nadie dijo nada, incluso los colorados celebraron con relativa moderación los anuncios oficiales y se retiraron a cumplir la faena, esto es, a meterse en el juzgamiento de las actas, que es lo único que importa, al fin y al cabo.

Sin embargo, la calma no era sino el preludio para una tormenta.

Todas las noches del 30 de abril y el 1 de mayo, en el mundo del esoterismo al menos, se recuerda al «Walpurgis Nacht». Es el día de preparación para el gran día de las brujas en el norte de Europa. Se hace en oposición al 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, que se celebra seis meses después del primero de mayo. Este es el verdadero «hexenacht», la celebración originalísima de los paganos anti-cristianos que profanaban a la fiesta de Santa Walpurga (noble y valerosa monja que iba a exorcizar a los incorregibles pueblos germánicos de sus brujerías) haciendo todo tipo de maldades, aquelarres y desecración de cualquier cosa que tenga la más pequeña sombra de catolicismo apostólico y romano. 

Lo de «Halloween» es un producto de la mercadotecnia sosa, insulsa y ridícula de los yanquis, que nunca aprendieron a controlar la «magia negra» y que no saben hacer nada bien, excepto venderte cosas completamente insípidas que a la larga te engordan y generan cáncer; pero el idiota es el que compra y termina pagando 100 veces más caro por un «nescafé» que viene en un vasito con logotipo (igual, en esto también hay hechicería, no lo niego). Quien quiera entender, que entienda.

Una serie de datos estrictamente históricos. En coincidencia con la fiesta de «Walpurgis» de 1776 se fundó la influyente logia de los «iluminati»; en ese mismo día pero en el año 1865 se firmó simbólicamente el «Tratado Secreto de la Triple Alianza contra Paraguay». Y la masonería internacional impuso la celebración del «Día del Obrero» un 1 de mayo. ¡Nada es casualidad y lo dejaré allí!

En fin, sé bien que no debería estar hablando de «ciencias y artes oscuras» pero no puedo evitarlo; me trae recuerdos de tiempos felices en los que era un sencillo metalero que hacía todo tipo de travesuras. Por ejemplo, inevitablemente debo citar aquí un «temazo» del heavy metal más delicatesen y «trve cvlt». ¿Pues cuál? No otro sino «Walpurgis Night» de Stormwitch:

All around you can smell a nasty, strange scent.
They are making oils from the blood of murdered infants.
They are dancing around a hot, flickering fire.
Mixing poison, singing cursed songs.
Come nearer, come nearer.
You can’t resist the might of Walpurgis Night.

A tu alrededor se puede oler, un olor desagradable y extraño.
Están haciendo aceites de la sangre de niños asesinados.
Están bailando alrededor de un fuego caliente y parpadeante.
Mezclando veneno, cantando canciones malditas.
Acércate, acércate.
No puedes resistirte al poder de la Noche de Walpurgis

Lo cierto es que, en Paraguay, en realidad, se estaba preparando una «noche de brujas», pero de las reales. El terreno estaba asentado y las sospechas crecieron exponencialmente cuando personajes del llamado «Frente Guazú» empezaron a denunciar un presunto «fraude electoral». La voz cantante fue Sixto Pereira, para lo que no hay sorpresa. Pronto se le unió Mercedes Canese, lo que ya levantaba signos de alarma evidente, no tanto porque fuera cierto lo que decían, sino porque esto empezaba a oler mal desde lejos.

Sin embargo, ni Sixto ni los Canese tienen el poder de la hechicería bien amaestrado. Al mismo tiempo, en el terreno de los perdedores irremisibles, Efraín Alegre y Soledad Núñez estaban lamiéndose las heridas porque jamás pensaron que iba a ser tan tremenda la azotaina que iban a ligar por parte de la ANR. Aparte, ninguno de ellos es ducho en la materia de la brujería. ¿Me pregunto si tendrán algún poder mágico siquiera, uno sólo, el más mínimo? Bueno, Efraín Alegre posee este, sin lugar a dudas: perder en todas las elecciones imaginables; para ello sí que se tiene que ser «mágico» y el Partido Colorado se lo agradece.

Volviendo al tema, el problema era que, sin su «Obispo Negro», los del Frente Guazú no tenían las fuerzas necesarias para canalizar todos los encantamientos necesarios a la hora de levantar a la masa «zombificada» de la población. Era necesario un verdadero «nigromante» y el destino se encargó de proveerlo. Allí estaba el sutilísimo prestidigitador, ilusionista enigmático y rústico. Allí estaba Paraguayo Cubas Colomés, que capitalizó más del 20% de los votos de la población pauperizada de este país. ¿Y qué hacer? Fácil. Los «brujitos chiquitos» iban a bailar la «danza macabra» alrededor suyo hasta que el «nigromante» decidiera mandar a sus monstruitos a la fiesta, al «Walpurgis Nacht».

Recordemos aquí y ahora que Paraguayo Cubas, en un programa televisivo conducido por Mina Feliciángeli transmitido por «La Tele», el 5 de marzo de 2023, afirmó tajantemente lo siguiente:

«Por eso es que siempre digo que sí yo fuera socialista, sería trotskista, que es lo máximo. No esta segunda internacional ni el leninismo ni esas boludeces. La cuarta internacional».

Esto es clave y pareciera ser que todos los muy sesudos y publicitados «analistas» (los perdedores de las pasadas elecciones junto a sus inofensivos Efraín Alegre y Soledad Núñez) nunca tienen en cuenta: las propias palabras del «nigromante». ¿Qué dijo Paraguayo Cubas, una y varias veces (pues lo que afirmó en el programa de Mina Feliciángeli no fue la excepción, sino la regla) sobre sus posturas políticas? Que era admirador del Trotskismo, forma elegante de proponer una «revolución permanente» que conduzca a la «anarquización total» del país, presuntamente en nombre de la clase obrera.

Paraguayo Cubas, nacido en la satánica ciudad de Washington D.C., sabe perfectamente lo que debe hacer para hipnotizar y engatusar a las mentes más débiles del sistema e incluso a personas sumamente conscientes de sus engañifas. Tiene un libreto claro, sus «grimorios» son «antiguos y aceptados» por todos los entendidos en el tema y, además, conoce el sutilísimo arte de la psicología de las masas, clave para un verdadero politiquero. En pocas palabras, es un hombre sumamente capacitado para hacer todo lo que hizo y contrariamente a lo que los «profanos» afirman, a este brujo le sobran los apoyos.

A falta de un «Obispo Negro», el Frente Guazú y sus votantes ahora encontraron a su «nigromante». Este es el verdadero arcano que me pongo a revelarles, amigos. Paraguayo Cubas es Fernando Lugo 2.0. Los esbirros del desgraciado Monseñor quizás se aburguesaron demasiado en sus curules y sus lujos, pero tontos no son y pronto se reconfiguraron para alinearse al nuevo «trotskista» del barrio.

¿Creyeron algunos que la izquierda retrocedió en el Paraguay? Están muy equivocados. Simplemente, tuvo una «metamorfosis» digna de los mejores «alquimistas». «Payo» es la «nueva izquierda» en nuestro país. Una que se alimenta de raíces más clásicas dentro del marxismo, pero con el «encanto» de la novedad, con la rebelión en las venas, con deseos de rituales destructivos, con ganas de desatar a las pestes y a las furias en todo.

Paraguayo Cubas, en este momento, tiene un solo rival capaz de destruirlo: Paraguayo Cubas. Por lo general, cuando aparecen estos «magos», su poder va creciendo y llegan a una disyuntiva en la que se ven forzados a «controlar» su propia hechicería pues de lo contrario, se consumen a sí mismos. ¡Esto ya le pasó a «Payo» una vez, cuando estuvo en el Congreso y su popularidad crecía, crecía y crecía, pero el tipo fue incapaz de ponerse límites: empapó con un botellazo de agua a Juan Carlos Galaverna, «hechicero» más poderoso que él, y allí se precipitó su primera derrota. Lo expulsaron del Parlamento.

Luego de haber desatado su «Walpurgis nacht» el 1 de mayo pasado, Paraguayo Cubas dio muestras de su verdadero poder a todos los testigos. También continúa engañando a los perdedores «analistas», algunos lo llamaron «fascista» y otros lo tratan de minimizar diciendo que lo suyo simplemente es un «voto bronca», como si «Payo» fuera un fenómeno repentino. ¿Se olvidaron que ya fue electo Senador en la elección pasada? Ahora jugó cartas diferentes y obtuvo casi a un cuarto de los votantes. ¿Quién les dice que Paraguayo Cubas no podría encabezar, tras la «muerte política» de Fernando Lugo, todo lo que representa al voto de la izquierda paraguaya?

De hecho que ya lo está haciendo, sólo le falta oficializarlo y que los demás se rindan ante su poderío. Con utilizar un poco de «inteligencia» y de «paciencia» para controlar a su propia «magia», Paraguayo Cubas fácilmente podría manejar al 30% de todo el electorado en el país. ¡Él solito! Y en ese caso, solamente existirá una fuerza capaz de domeñarlo y de detenerlo: la Asociación Nacional Republicana, cuando no…

Este es el hermético enigma de la oscura noche del 1 de mayo de 2023. El histórico «Walpurgis Nacht» de Paraguayo Cubas, que se extendió por largas jornadas. ¿Será capaz de controlar sus propios impulsos, de canalizar todas las fuerzas y de capitalizar, en una gran danza macabra, a los miembros desunidos de la «muerta» oposición, con arte de «nigromante», para enfrentar a la ANR? ¿O quizás se quemará él mismo con sus propias hechicerías, por falta de moderación y de tino?

Eso solamente el tiempo lo responderá, pues no soy un «clarividente».

Feliz día de las Madres y de la supuesta «independencia» del Paraguay.

- Advertisement -spot_img

Te interesaria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimos Articulos