Estados Unidos se fractura

0
39

Luego del revés sufrido por el estado de Texas en la Corte Suprema de Justicia, 18 estados piden que la elección sea resuelta en el Congreso mientras que otros 22 piden que se respete la victoria inconstitucional de Joe Biden.

La Corte Suprema se expidió en contra de las demandas presentadas para que se declare inconstitucional las elecciones en los estados de Georgia, Pensilvania, Michigan y Wisconsin y, lo más probable, es que el próximo 14 de diciembre el Colegio Electoral elija Joe Biden como presidente electo. Pero, a pesar de lo que parezca, la cosa no termina ahí, puesto que recién el día 6 de enero esos votos electorales deben ser validados por el congreso.

Mientras tanto, una decisión del Supremo Tribunal podría generar que el próximo binomio presidencial sea elegido por las cámaras de diputados y senadores.

Le También: “La guerra, niños, está a un disparo de distancia; esta a un disparo de distancia”

La respuesta de Texas no se hizo esperar

Apenas se conoció el fallo de la Corte, el Partido Republicano de Texas emitió un comunicado donde manifiesta su disconformidad y agrega que: “Tal vez los Estados que respetan las leyes deban juntarse y formar una nueva Unión que respete la Constitución”.

A pesar que parezca descabellado, es lógica la postura de Texas; la corte, al desestimar la demanda afirmando que no ve la incumbencia de un estado en los asuntos de otro, abre una puerta peligrosa, porque cuando las acciones de un estado en materia electoral afectan la unión y aún así no pueden pedir que su reclamo sea atendido, claramente está, la Corte Suprema, secesionando de facto a la unión.

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aqui