La generosidad de Nicanor con operadores

Con Nicanor Duarte Frutos no paran de ingresar a Yacy­retá operadores políticos de varios colores, seccionale­ros que cambiaron de bando para simpatizar con el nuevo gobierno, así como parientes de funcionarios claves del Estado.

0
70
Foto Agencia IP

En cinco meses, el director paraguayo incorporó a 179 funcionarios, entre nuevos, contratados y comisionados. El sueldo de primer mundo de estos privilegiados cuesta a la binacional G. 3.045 millones al mes, monto que se dispara a G. 39.596 millones en un año, incluido pago de aguinaldo.

El masivo ingreso fue sin con­curso, como corresponde a la temática de los favores conce­didos en instituciones que se usan como botín político (ver planilla).

Entre los nuevos favoreci­dos, incorporados en enero pasado, está, por ejemplo, Arturo Ramón Almirón, miembro de la seccional Nº 20, fuerte operador de Colo­rado Añetete y se ubicó en cargo administrativo, según aparece en la planilla de Yacyretá.

Almirón también aparece en fotografías durante actos políticos con Nelson Argaña, quien había denunciado a Duarte Frutos por enrique­cimiento ilícito, pero luego se arrepintió y retiró la demanda.

En el 2012, Benito José Fer­nandez Scifo fue candidato a senador por la chapa de Honor Colorado, el mismo también fue síndico de la Contralo­ría en el Indert. Ahora surge como favorecido del poder de turno, ingresó a la asesoría jurídica de Yacyretá el mes pasado con un salario inicial de G. 13,6 millones.

Armando Penayo, operador político allegado al diputado Arnaldo Samaniego y ex faná­tico del movimiento Honor Colorado, es otro operador que no resistió la prebenda de Duarte Frutos e ingresó en la binacional bajo la figura de comisionado. En el mismo carácter, Luis Ramos Ozuna entró a Yacyretá y percibe una gratificación mensual de G. 11,6 millones.

Víctor Vallejos Rodríguez, compueblano de Duarte Fru­tos, consiguió cargo de admi­nistrativo en Yacyretá con un sueldo de G. 17,3 millones.

Pero no solo los seccionale­ros que cambian de bando ganan premios en la binacio­nal. Duarte Frutos también ubicó en Yacyretá a Azucena Bolla, esposa del ex diputado por Misiones y precandidato a la gobernación en el octavo departamento, Asa González (PLRA).

Armin Diez Pérez, ex secre­tario privado durante la pre­sidencia de Duarte Frutos, consiguió un sueldo de G. 18 millones.

Viviana Solaeche y Juan Car­los Figari Solaeche, primos de la esposa del director de la binacional, María Gloria Duarte de Penayo, son parte de la lista de beneficiados.

Araceli Caballero de Rodrí­guez, nuera nada menos que de la ministra de la Secreta­ría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), María Epifania González, e hija de la magistrada Mirtha Beatriz González, recibió favo­res de Duarte Frutos. Se ubicó en cargo administrativo con un salario de G. 11 millones.

HASTA EL YERNO DE LUGO

Un caso llamativo es la reincorpora­ción que realizó Duarte Frutos del actual concejal municipal de Lambaré, ex can­didato a diputado por el Frente Guasu, Luis Paciello Lacasa, “yerno” de Fer­nando Lugo, en octubre del 2018.

Cabe recordar que Paciello tiene ante­cedente de planillerismo en Yacyretá. En febrero del 2010 se descubrió que trabajó apenas ocho días en la binacional. El mismo reconoció que era rabonero en un memorando elevado a la entonces directora de Ase­soría Jurídica de Yacyretá, Zulma Memmel. El oscuro precedente no pesa frente a los intereses políticos de Duarte Frutos.

Paciello percibe G. 39 millones gracias a su sueldo en Yacyretá y su salario de concejal de Lambaré.

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aqui