La invasión silenciosa

0
982

Es momento de advertir y tomar conciencia del nivel de peligrosidad regional que estamos alcanzando a partir de las acciones llevadas adelante por el Grupo de Puebla, y con la asistencia del régimen del dictador Nicolás Maduro.

Leer también: América Latina se encamina a una nueva década del 70

En los últimos días, siempre a partir de los desmanes provocados en distintos países de la región, quienes siguieron el tema habrán advertido un factor en común… en todos los casos existieron personas de nacionalidad venezolana detenidas.

Lo vimos en Santiago de Chile, donde 60 venezolanos fueron detenidos durante los saqueos y disturbios, de ellos, 6 tenían credenciales de funcionarios del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), los cuales portaban armas cortas y credenciales diplomáticas. También, en Ecuador, la ministra de Interior, María Paula Romo, informó de la detención de varios venezolanos que tenían información sobre los movimientos del presidente, Lenín Moreno, y su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, en el marco de las protestas contra la reforma económica del Gobierno, que han desatado una crisis política en ese país.

Luego, durante las manifestaciones en la embajada de Chile de la ciudad de Buenos Aires, fue detenida una ciudadana canadiense, de nombre Myriam Selhi; integrante del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), mientras rompía los vidrios de un patrullero para liberar a otro detenido. Es importante destacar que el CELS es una organización liderada por el periodista argentino Horacio Verbitsky, un ex montonero que tiene en su haber, entre otras “hazañas”, haber hecho explotar una bomba en la central de la Policía Federal en el año 1976, donde perdieron la vida 23 personas. Además, desde hace ya algunos años, en cada protesta que se da en la ciudad de Buenos Aires, entre los detenidos se encuentran a varios ciudadanos venezolanos.

Leer También: El triste destino sudamericano

Tal vez quieran acusarme de “conspiranoico” pero, ¿Es muy loco pensar que entre los muchos ciudadanos venezolanos exiliados en estos últimos años del régimen de Maduro, pudieran existir células que responden al régimen? Pienso que no, y eso lo transforma en un problema regional importante, veamos aproximadamente cuantos son, y estimemos la infiltración en un 10 por ciento:

  • Chile: 400.000 venezolanos residiendo.
  • Paraguay: 3.000 venezolanos residiendo.
  • Argentina: 170.000 venezolanos residiendo.
  • Ecuador: 263.000 venezolanos residiendo.

De ningún modo sería sorprendente que, en las próximas manifestaciones que se den en nuestro país (y se van a dar), comiencen a aparecer ciudadanos venezolanos entre los detenidos y, por supuesto, veremos políticos locales preocupados por su seguridad. No sé, tal vez, ¿La senadora Esperanza Martínez? ¿Fernando Lugo? ¿Jorge Querey? O algún otro médico de lapicera veloz a la hora de constatar lesiones.

Es muy importante no generar una caza de brujas con el ya sufrido pueblo venezolano que tuvo que abandonar su patria, pero es muy importante, también, que el gobierno nacional esté atento, el Paraguay es demasiado tentador para esta gente, no hay que perder de vista que el caldo donde se cultivan estos disturbios ya está preparado.

ND

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aqui